Como ya avanzamos a primeros de año desde estas mismas páginas, la mejora sustancial de la economía reflejada en el incremento del PIB, recientemente revisado al alza por el Ministerio de Economía, y el repunte de sectores como la construcción entre otros, iban a tirar sustancialmente de la demanda de profesionales de seguridad privada.

Leer más:La Academia Levantina prepara a los futuros vigilantes tanto física como académicamente